¿Cuál es el impacto medioambiental de la acuicultura?

¿Cuál es el impacto medioambiental de la acuicultura?

Como toda actividad humana, la acuicultura tiene también un impacto medioambiental. Este depende de la calidad de la gestión, de la idoneidad de la localización de la granja y del tipo de sistema de producción. En Acuicultura de España nos esforzamos cada día para gestionar y reducir al máximo ese impacto en el medioambiente. Queremos que el pescado procedente de la acuicultura sostenible se convierta en la mejor alternativa para aquellos que buscan consumir proteína animal de una manera responsable con el medioambiente.

Como consumidor tienes la oportunidad de poner tu granito de arena para crear un mundo mejor adquiriendo productos de acuicultura sostenible, con un bajo impacto medioambiental, que no solo tengan un beneficio para ti, sino también para el medioambiente.

Viveros de acuicultura en el mar

 ¡Acompáñanos para descubrir la relación entre acuicultura e impacto medioambiental!

Evolución del impacto medioambiental de la acuicultura

Aunque pueda parecer sorprendente en un primer contacto con la palabra acuicultura, este proceso en España va en todo momento de la mano de la sostenibilidad. De hecho, se ha demostrado que es un proceso cuyo impacto medioambiental es menor que la propia agricultura y que otras actividades para la obtención de proteína como la ganadería terrestre. Un ejemplo de ello es que la ganadería terrestre en España es responsable de un 8% de las emisiones de dióxido de carbono, según un informe de la Fundación Naturgy.

Además, antes de poner en marcha una granja acuícola se realiza una serie de acciones para asegurar el mínimo impacto ambiental como:

La realización de un estudio sobre el impacto medioambiental de la zona. ¡Un paso imprescindible para prevenir un impacto medioambiental excesivo! Y únicamente se instala cuando el resultado es satisfactorio para el medioambiente.

La granja acuícola se diseña teniendo en todo momento presente el propio hábitat para adaptarse lo máximo posible. Y es que el propio desarrollo del cultivo depende del mantenimiento de esas óptimas condiciones en el medioambiente. Por eso, es la mayor interesada en garantizar la sostenibilidad del medio donde se implanta. Y por lo tanto, de reducir el impacto medioambiental.

Los acuicultores son profesionales cualificados que protegen, cuidan y respetan los valores medioambientales. Además, tienen estudiados planes de contingencia que minimizan los riesgos en caso de algún imprevisto como puede ser un fuerte temporal. Se trata de acciones de prevención para minimizar el impacto medioambiental de su actividad.

Las instalaciones de las granjas acuícolas en España ofrecen las condiciones específicas para que los animales se críen de la manera más adecuada en función de las características biológicas de cada especie y teniendo en cuenta su bienestar. ¡Otra forma de reducir el impacto medioambiental de esta actividad!

Empleo del acuicultor
Acuicultura en la costa

Aportación de la acuicultura al medioambiente

Una ventaja de la acuicultura en el medioambiente es que es una producción animal que permite el crecimiento natural de especies de pescado en su hábitat, sin sobrexplotar el medio acuático donde se ubican. Por lo que su impacto medioambiental es menor. La acuicultura no extrae los peces del medio, sino que los aporta a través de procedimientos productivos propios. O, dicho de otra manera, la acuicultura permite que muchas especies acuáticas disfruten y vivan en su propio ecosistema sin sobreexplotar su espacio. ¡Una buena manera de demostrar nuestro cariño por nuestros mares, ríos y por el medioambiente!

Otra ventaja es que este tipo de producción de pescado, ¡apenas ocupa espacio en comparación a otros tipos de actividades ganaderas! Es decir, su impacto medioambiental es menor. Según Global Salmon Initiative (GSI), para producir 100 gr de proteína comestible, en el caso de extraerlo de pescado de acuicultura se necesitan 37 m2. Para conseguir esa misma cantidad de proteína extraída de carne de res, se necesitan hasta 102 m2. De hecho, en esa variable se tiene también en cuenta la cantidad de terreno que se necesita para extraer el alimento que sirve de comida de esas especies.

Por lo que, gracias a la crianza de pescado, se puede obtener una gran cantidad de proteína ocupando mucho menos espacio. Lo que sin duda ayuda a intervenir en menor medida en el hábitat en el que se opera. ¡Otro punto positivo para la Acuicultura en España y su impacto medioambiental!

Sostenibilidad y acuicultura: aspectos a mejorar en favor del medioambiente

En Acuicultura de España somos conscientes de que aún nos queda un largo camino por mejorar para ser un sistema lo más cercano a la sostenibilidad total y con el menor impacto medioambiental. ¡Pero estamos ya en el camino! Aunque tenemos en cuenta que cualquier gesto por parte del ser humano genera un impacto en el medioambiente, ¡nos hemos propuesto reducirlo lo máximo posible! Sabemos que es un gran reto, pero realmente trabajamos para conseguirlo.

Algunos de los aspectos que están en proceso de mejora son la disminución del impacto medioambiental a través de la huella de carbono. Se realiza mediante diferentes acciones y la reducción del FIFO (Fish-in-fish-out). ¿Lo conoces? Hace referencia a la cantidad de pescado que se necesita para alimentar a las especies criadas en acuicultura.

Más allá del impacto medioambiental, también estamos trabajando en reducir al mínimo el uso de antibióticos en caso de enfermedad a través de la prevención en los cultivos, mediante la vacunación de los peces y el empleo de dietas naturales ricas en probióticos que fortalecen su salud y su bienestar. Cada acción que hacemos la realizamos pensando en ti. ¡Queremos que la revolución azul sea positiva para ti y, por supuesto, para el medioambiente!

x