Por qué la acuicultura es sostenible

Por qué la acuicultura es sostenible

Probablemente cuando hayas leído el título de este blog y hayas hecho clic sobre él lo hayas hecho buscando una respuesta sobre por qué la acuicultura es sostenible. ¡Estás de suerte! No te vamos a dar solo una, sino varias razones que expliquen por qué el cultivo de especies acuáticas es sostenible y eficiente con los recursos naturales. ¡Presta atención!

Acuicultura en el mar

ODS 14: mucho por hacer

Termina 2020 y con él, el quinto aniversario de la firma de los ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible). Unas metas a nivel social, medioambiental y económico para las que la ONU desarrolló un extenso y estructurado plan.

Ahora, después de un lustro, es necesaria su evaluación y puesta en perspectiva. Si nos centramos en el ODS 14, ‘Vida Submarina’, sorprende que tal y como indica la FAO, el número de poblaciones de peces a niveles biológicamente sostenibles siga disminuyendo. ¿Qué significa esto?

Según la FAO, en el 2015, año de adopción de los ODS, solo el 66,6% de las poblaciones de peces se encontraban dentro de los límites de sostenibilidad. Pero lo que más sorprende es que, desde entonces, esta cifra ha seguido empeorando hasta el 65,8% en 2017, último año del que se tienen datos.

La acuicultura se erige, por tanto, como un método sostenible en el intento de aumentar este porcentaje de cara a 2030. La razón principal es que este sistema productivo ayuda a la repoblación de algunas de las especies contempladas en el libro rojo de los vertebrados de España. ¿Sabías que, según esta lista, el esturión está en peligro de extinción y la situación de la anguila se considera vulnerable en nuestro país? No sería la primera vez que una instalación acuícola contribuye a la repoblación de algunas de estas especies.

Además, la acuicultura disminuye el esfuerzo pesquero sobre especies con una clara decadencia de sus poblaciones naturales, como por ejemplo la corvina.

Esturion de acuicultura sostenible

Coste medioambiental del pescado de acuicultura

Ya sabemos que la acuicultura es sostenible en cuanto a la repoblación de especies, pero ¿qué hay del resto? ¿Tiene su actividad un impacto medioambiental?

Hablemos del uso de la tierra. Según datos de Global Salmon Initiative, para obtener 100g de proteína, la acuicultura ocupa una superficie de 3,7m2. ¿Dirías que es mucho? Te adelantamos que no lo es comparándolo con el uso de la tierra para producir otro tipo de proteínas de origen animal. Por ejemplo, para conseguir 100g de carne de cerdo se necesitan 11m2, y para la de cordero ¡185m2! Ya ves que, si hablamos de proteína, la del pescado de acuicultura es la más sostenible en cuanto al porcentaje de superficie ocupada.

¿Qué hay del uso de otro recurso natural imprescindible como el agua? Los peces de acuicultura, al vivir en el medio acuático, hacen un menor gasto energético y no consumen agua en su alimentación.

¡Pero todavía hay más! Y es que tú también puedes contribuir a la sostenibilidad medioambiental con tus decisiones de compra. ¿Cómo? Eligiendo pescado de Acuicultura de España. Dado que el alimento es cultivado y consumido en nuestro país, al no ser transportado a larga distancia, el uso del combustible se reduce. ¡A mayor cercanía, menos contaminación! Y, por tanto, menor huella de carbono.

Acuicultura sostenible y el mar
Dorada acuicultura sostenible

La sostenibilidad de la acuicultura: el FIFO

Fish In, Fish Out’ (FIFO). Este concepto anglosajón hace referencia al número de kilogramos de pescado procedente de la pesca extractiva que hacen falta para producir 1kg de pescado de acuicultura. Un dato que bien puede servirnos como indicador del rendimiento medioambiental de la acuicultura.

Para el cultivo de 1kg de pescado de acuicultura se necesitan 0,22kg de pescado de captura. Así se desprende del último informe de la Organización de Ingredientes Marinos (IFFO) del año 2015. La buena noticia es que el indicador del FIFO ha seguido una tendencia a la baja durante los últimos 15 años. En el año 2000, se requerían 0,63kg; en el 2010 bajó hasta los 0,33kg y ya en el 2015 se situaba en 0,22kg. ¿En qué nivel se situará en los próximos años? Lo que está claro es que la acuicultura seguirá trabajando por reducir este índice para ser cada vez más sostenibles.

Alimentación sostenible en la acuicultura

La alimentación de las especies es uno de los aspectos en los que más se está trabajando por la sostenibilidad medioambiental de la acuicultura. Contradiciendo la creencia general, los piensos de origen animal no son la principal fuente de alimentación del pescado de acuicultura.

De acuerdo con los datos incluidos en el borrador de la Memoria de sostenibilidad que estamos desarrollando, más de la mitad de los ingredientes en la composición del alimento de los peces de Acuicultura de España es de origen vegetal. De hecho, del total de materias primas utilizadas para alimentar a estos peces, las harinas y aceites de origen animal suponen solo entre un 29% y un 33%. Aun así, seguimos trabajando para optimizar aún más estos porcentajes.

Acuicultura sostenible
Microalgas acuicultura

Acuicultura: un futuro sostenible por delante

Desde Acuicultura de España seguimos invirtiendo en I+D para mejorar la sostenibilidad y la competitividad del sector a través de la alimentación de las especies. ¿Cómo? Sustituyendo en parte la harina y el aceite de pescado provenientes directamente de la pesca extractiva por otras materias primas que a su vez garantizan los mismos valores nutricionales característicos del pescado como proteína, minerales y ácidos grasos Omega 3 con menor coste medioambiental.

Las algas, también cosechadas mediante acuicultura, son unas candidatas idóneas para conseguir algunos de nuestros principales objetivos. Siendo uno de ellos el dejar de depender de factores externos y buscar una economía completamente circular. Y así, ¡ser cada vez más sostenibles con el medioambiente!

x
 
Apromar

LA REVOLUCIÓN AZUL HA LLEGADO

¿QUIERES DESCUBRIRLA?

Conoce los compromisos y retos que tiene la acuicultura española y forma parte de esta revolución 

Regístrate aquí