Viaje por la acuicultura: Comunidad Valenciana

Viaje por la acuicultura: Comunidad Valenciana

Desde el río Sènia hasta el río Seco se extienden los 518 kilómetros de costa que bañan la Comunidad Valenciana. Una tierra que destaca por su variada gastronomía. Y es que más allá de la paella valenciana, el pescado es protagonista en muchos de los platos típicos de esta comunidad: fideuà, all-i-pebre, esgarraet… el pescado brilla en todos ellos. Y si pones el visor en los productos procedentes de acuicultura, descubrirás que destaca el cultivo de cuatro especies: la dorada, la corvina, la lubina y la anguila.

Esto explica que la Comunidad Valenciana acumule 37 instalaciones acuícolas a lo largo de su territorio. Se trata de la comunidad con mayor producción de acuicultura de peces marinos en España en 2019 al sobrepasar las 15.000 toneladas. Sin embargo, es un título que ha conseguido en los últimos años, pues a principios de siglo el podio lo ocupaban Galicia y Andalucía.

Arroz con pescado de la Comunidad Valenciana
Costa de la Comunidad Valenciana

Dorada, corvina y lubina de acuicultura: un trío con sello valenciano

Y es que, aunque hay mucha variedad, si hablamos del tipo de cultivo de acuicultura en la Comunidad Valenciana, la dorada, la corvina y la lubina destacan sin duda alguna.

Del total de instalaciones de acuicultura en la comunidad, quince dedican su producción total o parcial a la dorada. En el año 2019, la Comunidad Valenciana produjo la mitad del total nacional de dorada de acuicultura, alcanzando las 6.629 toneladas.

La Comunidad Valenciana también encabeza la producción de corvina. De hecho, el grueso de la cosecha de corvina española procede de esta región. Además, el cultivo de esta especie está en pleno auge: entre 2018 y 2019 el incremento fue del 45 %, alcanzando el año pasado las 3.623 toneladas.

Por último, la lubina de crianza completa esta tríada. Pese a no ser líder en su producción, la Comunidad Valenciana cultivó el 17 % de la cosecha de acuicultura de España en 2019. De hecho, esta especie es una de las protagonistas de la acuicultura de la región al cosecharse 4.751 toneladas el año pasado.

Además, las semejanzas en requisitos medioambientales entre la lubina y la dorada facilitan el cultivo conjunto de ambas especies. De hecho, todas las instalaciones de acuicultura que cultivan lubina en la Comunidad Valenciana producen también dorada. Esta producción conjunta ocupa el segundo lugar con un 28 % del total nacional producido y que lidera la Región de Murcia con un 30 %.

La costa de la Comunidad Valenciana es agua de cultivo de estos deliciosos pescados a los que hay que sumar una especie más: la anguila.

Doradas de la Comunidad Valenciana

El paradigma de la anguila de acuicultura en la Comunidad Valenciana

El medioambiente lleva años lanzando mensajes de socorro: la sobreexplotación de recursos naturales puede dañar los ecosistemas y, por ende, la supervivencia de determinadas especies. Es, en cierto modo, lo que ha ocurrido con la anguila en el resto de España y Europa.

En la Comunidad Valenciana, aunque fue abundante en los años setenta del siglo pasado en la laguna de la Albufera, ahora cada vez es más complicado conseguirla mediante la pesca extractiva. El empeoramiento de los niveles de contaminación, o la existencia de presas que les impiden migrar para desovar en su hábitat natural. Son algunos de los factores que han hecho caer la existencia y, por tanto, captura de anguila.

A mitad del siglo pasado la media de anguilas pescadas al año en este lago era de cien toneladas. En 1995 las cifras descendieron hasta unas escasas 4 toneladas por año.

Ante tal situación, generalizada en Europa, la Comisión Europea lanzó un reglamento en 2007. En él instaba a los países miembros a llevar a cabo planes de gestión que permitieran a la anguila recuperarse en su hábitat natural.

Es aquí donde la acuicultura juega un papel fundamental. La angula —la cría de la anguila — viaja desde el Mar de los Sagazos en el Caribe hasta las aguas mediterráneas. Aquí, se lleva a cabo un proceso sostenible mediante el cual la angula es capturada viva para su cría en instalaciones acuícolas. Gracias a ello, es posible la repoblación de esta especie en aguas interiores con ejemplares ya de mayor tamaño, así como alcanzar una mayor producción para su consumo.

Del total de 360 toneladas cultivadas en 2018 en nuestro país, la Comunidad Valenciana es responsable de un alto porcentaje. También lo ha sido en los últimos años. Solo en esta región mediterránea se produjeron gracias a la acuicultura 370 toneladas en 2008; 438 en 2011; o 385 en 2014.

All i pebre de la Comunidad Valenciana
Anguila de la Comunidad Valenciana

Viajar por la acuicultura de la Comunidad Valenciana significa encontrar en esta región un paradigma. Su liderazgo en la producción de especies como la dorada o la corvina demuestra la apuesta de esta región por un método de producción más respetuoso con el medioambiente.

Por otra parte, el cultivo de anguila en las instalaciones de acuicultura refuerza la argumentación de que esta actividad, además de limitar la explotación de recursos naturales, contribuye a repoblar los ecosistemas.