El pulpo, un superalimento en acuicultura por primera vez en el mundo

El pulpo, un superalimento en acuicultura por primera vez en el mundo

Medio siglo de investigación sobre la acuicultura del pulpo

Ante un futuro de escasez para cubrir las necesidades alimentarias de casi diez mil millones de personas en el 2050, la acuicultura aporta nuevas fuentes de suministro, abundantes y recurrentes, a la vez que contribuye a la explotación racional de los recursos marinos. No hay actitud ecológica más comprometida con la sostenibilidad de los mares y ríos que el cultivo racional y estrictamente controlado de las especies demandadas por los consumidores ofreciendo ventajas medioambientales científicamente demostradas como una menor huella de carbono y la reducción del empleo de energía. 

Actualmente, el 50% de los productos del mar que se consumen en el mundo proceden ya de la acuicultura, según datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura FAO. En el año 2018, se pescaron en el mundo más de 377.000 toneladas de pulpo, sobre todo países como China, México y Marruecos. Ante la creciente demanda en todo el mundo, motivada principalmente por sus propiedades saludables y nutricionales,  la acuicultura del pulpo se presenta como una solución posible y necesaria; el proyecto está alineado con la estrategia 2022-2031 de Transformación Azul, de la FAO cuyo objetivo consiste en impulsar entre un 35% y un 40% el crecimiento de la acuicultura mundial, para garantizar el rendimiento sostenible de un alimento en creciente demanda en todo el mundo por sus extraordinarias propiedades saludables y nutricionales.

Hembra cultivo puesta

España, pioneros en el conocimiento y cultivo del pulpo

Fruto de una larga y comprometida labor de investigación en la que han participado diferentes centros científicos y formativos, España es un país pionero a nivel mundial sobre el conocimiento y el cultivo del pulpo (Octopus vulgaris). 

El punto de inflexión se produjo con el control de la fase larvaria, que fue posible gracias a la investigación iniciada en el año 2014 por científicos españoles, que ha culminado en un avance histórico: el cultivo completo de pulpos desde su fase larvaria hasta que se convierten en adultos. Ningún otro país ha conseguido completar el ciclo de vida del pulpo en acuicultura desde su estado larvario hasta la reproducción de cinco generaciones sucesivas de individuos de esta especie.

Actualmente están involucrados en proyectos sobre el cultivo de pulpo expertos de ocho centros de investigación en España, México y Portugal. Los científicos e investigadores que intervienen en los proyectos se apoyan en la experiencia y conocimiento de los científicos españoles considerados pioneros en el cultivo del pulpo al haber cultivado de manera continuada este cefalópodo tanto en mar abierto como en tierra. 

Los científicos españoles han ido más allá para llevar a cabo esta investigación de manera coherente con las legislaciones más avanzadas y acordes con la Unión Europea sobre el bienestar animal. Este reto se concreta hoy en día en un proyecto sobre “La optimización y bienestar del pulpo común bajo condiciones de cultivo”,  iniciado en el año 2018, que  sigue buscando llevar a cabo el cultivo de esta especie teniendo como prioridad su bienestar.

Descubrimientos inéditos en su comportamiento

Los equipos de científicos están desvelando propiedades y comportamientos inéditos sobre la especie Octopus vulgaris.

A partir de los estudios de densidades de población desarrollados por el Instituto Español de Oceanografía (IEO), ya iniciados en el año 2005, se ha comprobado cómo los pulpos se adaptan con normalidad a los entornos de vida en grupo sin agresiones por territorialidad.

Esta adaptación del pulpo al hábitat de la piscina se ha logrado aplicando una solución avanzada de zootecnia, que aplica las condiciones naturales propias y específicas de la especie en su estado salvaje al cultivo productivo. Estas condiciones permiten que el pulpo reduzca los desplazamientos mediante propulsión y priorizan movimientos más sosegados a través de los brazos, este comportamiento es síntoma de ausencia de stress y de una total adaptación al medio donde se crían.

Criterios de máxima sostenibilidad, de acuerdo con las directrices europeas.

La acuicultura del pulpo representa un extenso y complejo desafío científico destinado a garantizar el rendimiento sostenible de un alimento en creciente demanda en todo el mundo por sus extraordinarias propiedades saludables y nutricionales.

La investigación para “La optimización y bienestar del pulpo común bajo condiciones de cultivo” está avanzando en resolver el desafío ambiental que supone la alimentación del pulpo de cultivo con criterios de máxima sostenibilidad, de acuerdo con las directrices europeas.

En concreto, a partir del modelo de dieta desarrollada para el pulpo rojo del Yucatán (Octopus maya), se está elaborando un alimento para el pulpo común de cultivo que utiliza las partes del pescado, capturado o cultivado, que no se destinan al consumo humano; una solución de economía circular que ayuda a evitar la sobreexplotación de los recursos pesqueros.

En este mismo sentido, también se está investigando sustituciones de materias primas de origen animal por otras de origen vegetal, como es el caso del uso de, microalgas cuyo componente proteico corresponde al 70% de su composición bioquímica.

Paralarva en asentamiento

El pulpo, el superalimento reconocido patrimonio gastronómico nacional por sus propiedades nutricionales.

El consumo de Productos del Mar es una parte fundamental en toda alimentación sana y equilibrada. El pescado es uno de los alimentos esenciales de la dieta Mediterránea y de la dieta  Atlántica, reconocidas internacionalmente por sus probados beneficios para la salud. 

En este sentido, el pulpo en particular es un alimento muy rico en proteínas y Omega3, pero bajo en grasas en general, con gran aporte de aminoácidos, vitaminas y minerales (B6 y la B12, fósforo, selenio, yodo o zinc), vitales para el correcto funcionamiento del sistema nervioso e inmunitario; la regulación de las hormonas; la formación de los glóbulos rojos, de los huesos y los dientes; y para evitar el cansancio o la fatiga. Se recomienda un consumo de productos acuicultura de entre 3 y 4 veces a la semana. Actualmente, en España, la ingesta de pescado es inferior a la recomendada, por lo que resulta vital incidir en el consumo de este alimento para mantener el buen estado nutricional y prevenir el desarrollo de enfermedades.

En términos gastronómicos el pulpo es un símbolo de identidad que forma parte del patrimonio gastronómico de muchas culturas culinarias del mundo, convirtiéndolo en un alimento altamente demandado por consumidores, chefs, cocineros y restaurantes más importantes del mundo.

x
 
Apromar

LA REVOLUCIÓN AZUL HA LLEGADO

¿QUIERES DESCUBRIRLA?

Conoce los compromisos y retos que tiene la acuicultura española y forma parte de esta revolución 

Regístrate aquí