Tu pescadero de acuicultura, tu mejor aliado

Tu pescadero de acuicultura, tu mejor aliado

jesus roman sedca

Hoy Jesús Román, nos dará los consejos necesarios para que consideres a tu pescadero de acuicultura tu mejor aliado y realices unos manjares con pescado de acuicultura.

Profesor de nutrición en la Universidad Complutense de Madrid y presidente del comité científico de la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación (SEDCA).

Arrima el ascua a tu pescadero de acuicultura

Algo parecido solemos decir respecto de las sardinas y de aquello que nos interesa vivamente. Pues bien: ¿algo, en esta época y aún en otras, nos llama más la atención que vivir sanos? Como la respuesta es evidente, forzosamente llama la atención el problema que muchas personas señalan a la hora de cuidarse: sé que hay que comer variado y de todo, pero no sé comprar adecuadamente o, peor aún, no sé cómo se cocinar.

Parecen objeciones banales, pero lo cierto es que cada vez más personas, especialmente las más jóvenes, encuentran más dificultades para desenvolverse en entornos que no les parecen amistosos’. Así, cuando salen del ‘habitual’: calentar algo en un recipiente de plástico en el microondas, abrir una lata, tirar un filete de cualquier cosa a una sartén. Sin dejar de lado los socorridos bocatas, la grasienta comida a domicilio o la consabida tartera. 

Bien, un día es un día, pero así -vamos a reconocerlo- es casi imposible no llevar una dieta espantosa, rica en grasas desconocidas de esas que hacen gritar a las arterias, en alianza con la sal o el azúcar a cucharones.

tu pescadero tu mejor aliado

Consejos para darle «sabor» a tu cocina

Afortunadamente, aparte de la asistencia de tu pescadero de acuitultura, hay solución, o soluciones, si uno tiene un poco de interés en salir del pozo culinario. Ya que hablamos de pescado, podemos resumir estas soluciones así: 

Compra un libro de cocina. O visita blogs o páginas ad hoc en internet. Lo mismo que haces cuando quieres comprar un coche, entradas para una película, etc. Cosas que te interesarán tanto como nutrirte bien y estar sano. 

Haz una lista de la compra. Imprescindible para saber si X personas viven en casa, cuanto pescado necesito teniendo en cuenta que tengo que disponer de, al menos, 3 ó 4 platos a base de pescado a la semana y por cabeza. Por mucho que hablemos, si llegas a casa y no hay pescado, o verduras, acabarás cenando salchichas con tomate.  

Da un salto en la cocina. Algunos puntos esenciales: además de a la plancha o frito, utilizando las especies tradicionales de pescado, sota, caballo y rey, aprende a cocinar pescado de acuicultura para los productos de la pesca cuyo trono ocupa el horno. E incluso, a qué negarlo, por el microondas. Las envolturas en papel o papillote. Los guisos en diferentes salsas. Ah, y las guarniciones que pueden ser mil diferentes cosas además de las consabidas patatas fritas.

Por supuesto, verduras de todo tipo. Sofritos de cebolla. Especias y condimentos que te hagan renunciar a la sal (eneldo, pimienta, perejil, laurel, limón…).  

pescadero en una pescadería

Es cierto que alguna receta de pescado te saldrá rana, pero solo la primera vez. E incluso así, seguro que es comestible y lo podéis disfrutar. Que nada está mejor que algo hecho con las propias manos para proporcionarnos sabor, salud y buena compañía.  

Considera a tu pescadero de acuicultura tu mejor aliado

Aquí es importante señalar el tamaño y el corte del pescado: si cocinas mucho tiempo a temperaturas elevadas piezas pequeñas o muy pequeñas de pescado, probablemente se quedarán «chiclosas» como una pelota de goma.

Si, por el contrario, son piezas muy grandes, corres el riesgo de calcular mal los tiempos y las temperaturas y dejarlas crudas por dentro.

En general, el tamaño dependerá del número de comensales, pero también influirá el tipo de corte: peces alargados, filetes, etc. Así, será mejor cocinarlos con salsas o al horno, a temperaturas no muy altas (casi siempre, la textura y el sabor del pescado aguantan muy mal el exceso de fuego).

Si conseguimos dados, piezas más rectangulares o cuadradas, podremos recurrir a los rebozados o a tratamientos más enérgicos al principio que ‘sellen’ la pieza para que no pierdan su jugo.

De nuevo: consulta a tu pescadero de acuicultura cual es el corte más adecuado para lo que piensas hacer. Y si no lo tienes claro, pregunta entonces, de ese pescado con tan buena pinta que tiene, qué guiso o preparación te aconseja. 

En fin, por si tienes dudas: pregunta a tu pescadero es tradicional. Y siéntete dispuesto a jugar y a experimentar. Te sorprenderá el sabor de muchas especies de pescado que nunca has probado, especialmente de acuicultura.

Trucha, dorada, lubina, seguro que las conoces. Pero ¿comiste alguna vez esturión o corvina? Hay otros ejemplos de pescado de acuicultura esperando a mejorar tu dieta cotidiana.  

pescado de acuicultura
x
 
Apromar

LA REVOLUCIÓN AZUL HA LLEGADO

¿QUIERES DESCUBRIRLA?

Conoce los compromisos y retos que tiene la acuicultura española y forma parte de esta revolución 

Regístrate aquí