Acuicultura y realfooding: ideas para una alimentación sostenible

Acuicultura y realfooding: ideas para una alimentación sostenible

Hoy os traemos, de la mano de Carlos Ríos, dietista, nutricionista y creador del movimiento Realfooding, cinco ideas para conseguir una alimentación más sostenible.

Fijarnos en la temporada del producto

A pesar de que estamos ante un término relativamente nuevo, la alimentación sostenible es algo que practicaban nuestros abuelos. Ellos nos han dejado el mejor ejemplo de cómo ser sostenibles. Ellos llevaban dietas mínimamente procesadas o compraban en el mercado, fijándose en la temporalidad de los productos y apostando por el consumo local.

Es muy importante que compremos fijándonos en esta temporalidad de los productos. Consumir productos que o bien estén disponibles durante todo el año o de manera temporal contribuirán, no sólo a una mejor sostenibilidad, sino a asegurar una dieta variada.

Existen productos que tienen una temporalidad concreta como frutas y verduras, pero  también existen otros que están disponibles durante todo el año, como es el caso del pescado y algas de la acuicultura española, ya que no dependen del tiempo, mareas ni otros factores externos.

Cuando compramos frutas, verduras u hortalizas de temporada, estamos apostando por alimentos que están en su mejor momento de cultivo. De este modo, vamos a beneficiarnos al máximo de sus nutrientes y sus características organolépticas que, como sabéis, serían el color, sabor, textura y aroma. Es fundamental para beneficiarnos de todos los fitoquímicos y nutrientes de las frutas, verduras, hortalizas, legumbres, frutos secos…

En definitiva, al fijarnos en la temporalidad de estos alimentos, disponibles en todo el año o de manera temporal aseguramos la variedad y evitamos caer en monotonía. Logramos, por tanto, una muy buena adherencia a nuestro estilo de vida.

Fruta de temporada blog carlos rios para acuicultura de españa

Realfooding como medio para fomentar el comercio de proximidad

En lugar de traer aguacates de Perú, ¿por qué no íbamos a intentar consumir aguacates de Málaga?

De esta forma, al evitar tener que desplazar los alimentos tantísimos kilómetros, estaremos contribuyendo a un ecosistema mucho más sostenible. Tanto a nivel ambiental como económico, conseguimos reducir la huella ecológica que eso produce. Un paso a tener en cuenta si queremos apostar por una alimentación sostenible y realfooding.

Para conocer de dónde provienen los alimentos podemos informarnos en el mismo punto de venta. Por ley, se debe indicar la procedencia de los productos que compramos.  También en las webs de las marcas y grandes superficies suelen incluir esta información. En España tenemos un clima, tierras y posibilidades estupendas para lograr abastecernos de una excelente variedad de frutas, verduras, hortalizas, legumbres, pescados, carnes… Aprovechemos que es así y comencemos a consumir productos de nuestra zona.

El consumo de alimentos de proximidad nos ofrece muchísimos beneficios:

  • Mejora la economía local.
  • Recupera el contacto con agricultores mejorando relaciones productor/consumidor.
  • Nos ayuda a saber más sobre la procedencia de los alimentos y cómo han sido producidos.
  • Como decíamos, contribuye a crear un ecosistema mucho más sostenible tanto a nivel ambiental como económico.
  • Y favorece la conservación de especies agroalimentarias autóctonas.
Mostrador verdura realfooding carlos rios acuicultura de españa

Conocer la procedencia de los productos que consumimos

Cada vez somos más los que nos interesamos por conocer la procedencia y métodos de producción de los alimentos que consumimos. Un factor clave para alimentarnos de manera sostenible, y ¡muy realfooding! Ya no es raro ver a los compradores chequear si los huevos que compran son camperos, de gallinas de suelo o enjauladas. Otro ejemplo es el origen del pescado, siempre que podamos apostar por producto nacional.

Si estáis comprometidos con la sostenibilidad, nuestro entorno y el desarrollo económico de nuestro país, estoy seguro de que habréis oído hablar de la acuicultura nacional. Este método de producción se basa en la técnica de dirigir la reproducción de peces, moluscos y algas tanto en agua dulce como salada. Es un sistema con un compromiso de sostenibilidad y desarrollo. De hecho, partimos ya de la base de que la cantidad de energía, agua y espacio necesarios para producir un kilo de pescado son muchos menos que la producción de proteína animal en tierra.

Lo mismo ocurre con otros aspectos importantes para la sostenibilidad como la huella de carbono siendo el pescado la proteína animal que menos consume, la mitad que la carne de cerdo y casi 10 veces menos que la carne de vacuno; o el consumo de agua, siendo el pescado la proteína animal que menos litros de agua necesita por kilo de alimento producido.

Las instalaciones de Acuicultura de España suelen situarse, además, en zonas rurales, fluviales y costeras (rías gallegas, sierra de Granada, pirineo aragonés…) donde pocas veces llegan otras actividades económicas. De esta manera, generan empleo estable y ayudan al desarrollo de estas zonas menos pobladas. Apoyando este método de producción estaremos apoyando estas comunidades que trabajan diariamente para hacernos llegar el mejor producto posible de una manera totalmente sostenible y comprometida con el medio ambiente.

acuicultura de españa comida real carlos ríos

Reciclar nuestros residuos. La regla de las 3R (REDUCE, REUSA, RECICLA)

Seguro que no es la primera vez que escuchas hablar de esta regla. Vamos a ver con más detenimiento de qué se trata:

REDUCIR

Para ello debemos:

    • Consumir de forma responsable, la organización puede ser muy útil para lograrlo como veremos ahora.
    • Comprar las cantidades que mejor se ajusten a nosotros o nuestra unidad familiar. Comprobando siempre la fecha de caducidad y distinguiéndola de la fecha de consumo preferente. Recordad que la fecha de consumo preferente indica hasta qué fecha el alimento mantiene intactas sus propiedades siempre que el envase no haya sido abierto. A partir de esa fecha, el producto empieza a perder algunas de sus cualidades físicas pero su consumo sigue siendo seguro. Sin embargo, cuando hablamos de fecha de caducidad, ésta nos indica cuándo un alimento deja de ser seguro para el consumo desde un punto de vista sanitario. A partir de esa fecha el producto debe descartarse. Se utiliza en productos muy perecederos, envasados al vacío o pasteurizados.
    • Optar por alimentos frescos y a granel, evitando demasiados envases y eligiendo los envases que podamos reutilizar. Un ejemplo perfecto de ello es el pescado de Acuicultura de España que podemos encontrar en pescaderías, mercados y grandes superficies.
    • Dar preferencia, como decíamos, a los productos locales.

REUTILIZAR

Algunos consejos son:

    • Usar trapos de cocina en lugar de rollos de papel.
    • Optar por vasos, platos y tazas de loza o cristal y evitar desechables.
    • Llevar bolsas de casa a la compra o utilizar carritos.

RECICLAR:

    • Separando los residuos por tipologías y depositándolos en los contenedores adecuados.
reduce recicla reusa acuicultura de españa

Evitar el despilfarro alimentario

Otro de los grandes puntos a considerar para llevar a cabo una alimentación lo más sostenible posible y realfooding es evitar el despilfarro alimentario. Para lograrlo existen distintas prácticas como el «batchcooking» o la cocina de aprovechamiento que pueden resultar muy útiles.

Para los que no lo sepáis, el «batchcooking» es un método que propone cocinar para toda la semana en muy pocas horas.

De este modo, optimizamos al máximo los recursos y cocciones de los alimentos y, evitamos en gran medida, el despilfarro de alimentos.

Lo bueno de esta práctica es que nos acerca a la comida casera, a la comida real, cocinada con mimo. Mientras que nos aleja de los ultraprocesados como platos precocinados, snacks azucarados…En definitiva, realfooding en estado puro.

Además, el «batchcooking» es ideal para aquellas personas que contamos con poco tiempo para cocinar cada día. Al permitirnos organizar nuestra alimentación, suele contribuir a un mejor control del peso corporal asegurando la calidad y cantidades adecuadas.

Ahora bien, a nivel de sostenibilidad, el «batchcooking» contribuye a que en pocas horas cocinemos toda la comida de una semana por lo que estaremos ahorrando en nuestro consumo energético diario. Por supuesto y, como comentábamos, además es un método ideal para evitar el despilfarro de comida. Muchas personas que quizás viven solas o disponen de poco tiempo, se ven obligadas a tirar alimentos que dejan de estar frescos cuando pueden consumirlos. El «batchcooking» no solo asegura que los alimentos duren más tiempo con distintas preparaciones, sino que, al considerar una organización minuciosa de las comidas, logra evitar gran parte de ese despilfarro.

Cómo organizar vuestro «bathcooking» como idea realfooding

Os vamos a dar unos consejos para organizar vuestro «batchcooking» :

  • En primer lugar, planificar un menú semanal es básico. Decidir qué vamos a comer lo largo de cada día de la semana. Dado que, como decíamos, el «batchcooking» pretende aprovechar ingredientes y cocciones de un plato en otro, lo ideal es elegir una o dos carnes de calidad, uno o dos pescados, uno o dos cereales integrales, varios vegetales y alguna legumbre.
  • Además, una vez tengamos la planificación semanal, es fundamental que organicemos la compra para saber qué necesitamos exactamente y evitar despilfarros. Por supuesto, priorizando los alimentos de temporada, frescos y locales.
lubina de acuicultura de españa con almejas menu de aprovechamiento
'BATCH COOKING'

Cocina realfooding de aprovechamiento

Otra estupenda opción para evitar el despilfarro es la cocina de aprovechamiento. Esto es algo que todos deberíamos aplicar en nuestro día a día. Consiste en, cuando preparamos cualquier receta, aprovechar los recortes o partes que no hemos utilizado para elaborar otras preparaciones. Así  evitamos tirar alimentos que podrían servirnos perfectamente.

También, con las raciones que nos sobren de los alimentos ya cocinados, debemos lograr otras recetas que eviten que caigamos en esa monotonía que siempre mencionamos. Existen miles de recetas de aprovechamiento que os pueden resultar muy útiles. No hace falta que seamos unos genios en la cocina para lograr platos ricos aprovechando toda la comida. Algo que yo siempre hago y que no puede ser más sencillo es, cuando me sobra pescado de acuicultura, si preparo por ejemplo dorada al horno, al día siguiente preparo una tortilla con los restos del pescado, un poco de cebolla y listo.

En definitiva, todo esto son estrategias que podemos utilizar para intentar aportar nuestro granito de arena como consumidores responsables. Ideas realfooding muy sencillas que puedes aplicar en tu día a día.

El consumo de ultraprocesados y su relación con el plástico

Además, el auge de los ultraprocesados hacen que estos se puedan producir a un 40-60% por debajo del costo de los alimentos locales. De manera que  acaban en muchos casos con los mercados locales al no poder competir de ninguna forma. Sin embargo, tú puedes ayudar a los agricultores de tu zona acudiendo al mercado más cercano. Si tienes niños a tu cargo, llévalos para que puedan familiarizarse con los alimentos locales y frescos.

Por otro lado, cuando hablamos de plásticos, sabemos que el consumo masivo de ultraprocesados empaquetados en todo el mundo (envases de un solo uso) genera una contaminación plástica masiva.  Esto sin olvidar las bolsas de plástico para llevarlos a nuestras casas. En todo el mundo, la generación de desechos ha aumentado de 0 en 1950 a 300 millones de toneladas métricas en 2015 donde casi la mitad representaron a envases de alimentos.

Otros artículos que te pueden interesar

x
 
Apromar

LA REVOLUCIÓN AZUL HA LLEGADO

¿QUIERES DESCUBRIRLA?

Conoce los compromisos y retos que tiene la acuicultura española y forma parte de esta revolución 

Regístrate aquí