Viaje a la acuicultura: Islas Canarias

Viaje a la acuicultura: Islas Canarias

¿Sabías que el archipiélago canario es una de las zonas españolas con mayor arraigo en el sector de la acuicultura? Y sí, aparte de contar con una extensa tradición, ofrecen unas extraordinarias especies de las mejores calidades de la gastronomía patria. Este hecho se debe a las maravillosas condiciones con las que cuentan las aguas del litoral de las islas canarias: temperaturas suaves, entre 17 y 24 grados, durante todo el año. ¿Quién podría negar que nos encontramos ante un hábitat privilegiado?

Atardecer frente a viveros de acuicultura
Acuicultura en el mar

Acuicultura canaria: tradición y futuro

La relación de las Islas Canarias con la acuicultura tiene una larga tradición de ¡casi 40 años! Sus inicios se remontan a la década de los 80 en Lanzarote, lugar donde se celebró la Primera Convención Nacional sobre Cultivos Marinos. A partir de esta cita se empiezan a desarrollar los primeros proyectos de acuicultura en el archipiélago. De hecho, atraídas por las condiciones ambientales del archipiélago canario y las perspectivas de crecimiento del sector en la región, empresas europeas empiezan a invertir en la acuicultura canaria.

Más tarde, a mediados de la década de los 90, ya se establecen los primeros sistemas productivos como industria, comenzando por Castillo del Romeral en Gran Canaria y siguiendo en otras islas, como Tenerife, La Palma o Lanzarote. Siendo esta última isla, Lanzarote, la que cuenta en la actualidad con una mayor capacidad de cultivo.

Para este desarrollo acuícola canario fue fundamental y sigue siéndolo el apoyo que brindó la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria en todos los aspectos relacionados con el cultivo de la dorada y lubina y en la actualidad de la Seriola, en aguas atlánticas.

La acuicultura canaria puede alardear de ser una actividad sostenible. Además de ser una fuente de alimentos para la población aportando más de 8.633 toneladas de especies al año, tiene un gran peso en el marco social y económico. Actualmente, alrededor de 800 personas trabajan en esta disciplina, aportando a las islas 38 millones de euros anualmente. Según las últimas estimaciones, se prevé que esta cifra vaya en aumento y pueda multiplicar por cinco el empleo en la acuicultura en los próximos años. ¡Una noticia que sin duda desde Acuicultura de España celebramos!

R. F., responsable de maniobra que trabaja en acuicultura en la zona de Canarias nos comenta que para el trabajar en el sector significa “tener el privilegio de tratar directamente con seres vivos marinos encima y debajo del agua.”

Especies canarias de acuicultura

La acuicultura canaria está especializada en la crianza de dorada y lubina. Esta última especie puede presumir de ser una especie excepcional, creciendo hasta tallas superiores a en las granjas de la península. Y es que este pescado posee un gran tallaje que oscila entre 0,4 kg y 4 kg, contando, además, con una textura firme ideal para todas las elaboraciones, incluso en crudo. Estas estupendas cualidades hacen que sea uno de los pescados más deseados por los grandes chefs. De ahí que la lubina sea ingrediente principal de platos tanto vanguardistas como tradicionales ¡y con un sabor inolvidable!

La excelencia de calidad de estos pescados de origen sostenible, además de por su hábitat, pasa por una variable muy importante: su alimentación. Cumplen con unos exigentes requisitos de sostenibilidad con el entorno aprobados por la Unión Europea. Esto les aporta grandes valores nutricionales de omega-3 y vitaminas. Además, son una gran fuente de proteínas de calidad y de bajo contenido graso. Si todavía no la has añadido a tu dieta, ¡te invitamos a que lo pruebes!

Gracias a la versatilidad de estos pescados, son innumerables las preparaciones que se pueden hacer con ellos (al vapor, al horno, a la brasa, marinada, en sashimi, etc…) haciendo que estos nutrientes lleguen a nuestros hogares para que podamos disfrutar de unas ricas comidas saludables y contemos con una envidiable salud de hierro. De hecho, al consumir pescado de acuicultura, ¡estarás apostando también por la sostenibilidad!

Además de la dorada y la lubina, desde hace varios años se están realizando mediante estudios científicos para ampliar las especies de acuicultura que sean compatibles y sostenibles con este increíble entorno medioambiental. Una de esas especies es la seriola, que en Canarias se conoce como medregal.

Pescado en una tabla

Elige producto canario, elige Acuicultura de España

Así que ya sabes, si quieres optar por un pescado que sea fresco, saludable y seguro, ¡elige productos de Acuicultura de España y dile sí al pescado de acuicultura canaria! Apoyarás a una industria sostenible mientras disfrutas de platos riquísimos con la máxima calidad.

¿Qué te parece si empezamos con la majestuosa lubina?

Otros artículos que te pueden interesar

x