Acuicultura y empleo: un sector en crecimiento

Acuicultura y empleo: un sector en crecimiento

Cuando pedimos en la pescadería o nos sentamos frente a una sabrosa dorada al horno es posible que no nos paremos a pensar en su procedencia o en el impacto social de dichos productos. Por eso en este artículo vamos a profundizar en el papel del pescado de acuicultura más allá de disfrutar de su sabor. En concreto, queremos hablarte del impacto positivo que tiene a nivel socioeconómico. ¡Lee más sobre el empleo en la acuicultura!

Las cerca de 350.000 toneladas de cosecha de acuicultura en 2019 en España no son casualidad. Detrás se encuentra como figura principal la de los acuicultores, pero no está sola. A estos empleos directos se suman otros que contribuyen a que especies acuícolas como por ejemplo la lubina, la corvina o la trucha puedan llegar a nuestra pescadería o supermercado de confianza.

Desde los encargados del empaquetado hasta el distribuidor, pasando por el personal de mantenimiento de las instalaciones acuícolas: todos cuentan y actualmente ascienden a 46.467 puestos laborales.

Acuicultor trabajando
Trabajador del mar

Empleo en la acuicultura en España

La acuicultura empleó en España en el año 2018 a 18.587 personas. Pero ¿cuál es el perfil de los profesionales de acuicultura a nivel nacional? Destaca que la mayor parte de acuicultores lo son por cuenta propia, es decir, son autónomos (40,8%); en cuanto al personal operario, un tercio está especializado, mientras que un 15% carece de preparación. Por último, en torno al 12% de los trabajadores de la acuicultura se dedican a labores de administración.

En lo que a las perspectivas de futuro respecta, se espera que la creación de empleo en la acuicultura en los próximos años siga creciendo. De acuerdo con el Plan Estratégico de la Acuicultura Española 2014-2020, y cumpliéndose los parámetros de producción, el número de trabajos directos se situará en las 23.442 personas en 2030.

Ahora bien, los datos sobre empleo en la acuicultura no terminan aquí. Al número de empleos directos que genera este sector en España, hay que sumar los profesionales que, de forma indirecta, trabajan por llevar el mejor pescado hasta tu mesa. Al final, un total de 46.467 dedican su vida al cultivo de especies acuáticas.

Entre los empleos indirectos, destaca el campo de la investigación. De hecho, gracias al I+D+i, actualmente se están incorporando nuevas especies a la producción de acuicultura en nuestro país. La seriola, también conocida como pez limón, es una de las recién llegadas a la acuicultura de España tras años de investigación científica y tecnológica. Esto se traduce en buenas noticias en el ámbito socioeconómico, pues fomenta la aparición de nuevos puestos de trabajo relacionados con el sector y, de esta manera, refuerza el empleo en la acuicultura.

Acuicultores en el empleo
Lugar de empleo acuícola

La acuicultura, un sector indispensable en la llamada «España vaciada»

La influencia socioeconómica de la acuicultura se nota en especial en las zonas más rurales donde en pocas ocasiones se invierte en otras actividades industriales o empresariales. Se trata de localidades en las que la acuicultura se convierte en la única actividad capaz de generar riqueza y puestos de trabajo estables y de calidad.

Ya sean zonas de costa o con presencia de ríos, las pequeñas empresas de acuicultura aprovechan su ubicación para generar actividad empresarial. Lo que se traduce en grandes resultados laborales y económicos. Sin olvidar los beneficios sociales, pues estas actividades promueven el asentamiento de la población en estas zonas rurales. Promoviendo así el desarrollo y el crecimiento de la conocida como “España vaciada” a través de este empleo en la acuicultura.

Condiciones laborales del sector de la acuicultura en España

Además, el sector de la acuicultura en España vela por la generación de empleos estables y de calidad. Es por ello por lo que las relaciones laborales en la acuicultura en España están reguladas y pactadas desde 2007 entre los sindicatos y los empresarios. Su último acuerdo lo recoge el V Convenio Colectivo Nacional para la Acuicultura Marina, cuya vigencia cumple este 2020.

Entre otros acuerdos, se considera prioritaria la contratación de mujeres en la acuicultura —en España son menos del 22 % del total. Además, se fomenta el empleo en la acuicultura estable e indefiniendo, reduciendo la contratación temporal de acuicultores a casos concretos.

Empleo del acuicultor
Acuicultura y empleo

Acuicultura mundial: un horizonte de esperanza

Siguiendo con los datos de empleo en la acuicultura, ahora ponemos el punto de mira en el sector a nivel mundial.  En 2018 eran 59,51 millones de personas las que se dedicaban al sector primario de la pesca extractiva y la acuicultura. De ellas, un 34,5% —20,53 millones— se dedicaban a la acuicultura.

Según la FAO, el empleo en la acuicultura está creciendo en todos los continentes menos en América. Y, aunque en Europa el crecimiento es positivo, la FAO insta a la Unión Europea a explotar las posibilidades en materia de empleo que todavía tiene la acuicultura en el continente. Para así, poder sacar el máximo partido a un sector clave a nivel económico, laboral y social.

Desde Acuicultura de España esperamos que ese porcentaje de personas dedicadas al sector crezca de manera sostenible. Y, aunque seguro que ya lo tendrás en cuenta, te recordamos que, cuando consumes productos de acuicultura, no solo estás diciendo sí a un producto fresco y saludable, sino que también apoyas el sustento de miles de personas y de sus familias gracias a su empleo en la acuicultura.

Rodaballo cocinado
x