Acuicultura y ODS 2: Hambre cero

Acuicultura y ODS 2: Hambre cero

Seis años han pasado desde que la ONU adoptó los conocidos Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Estos tienen como principal meta lograr la prosperidad económica, social y medioambiental a nivel mundial antes del 2030. Entre estos objetivos se encuentra el de alcanzar una situación de hambre cero en el mundo. Desde Acuicultura de España tenemos un fuerte compromiso en la consecución de este objetivo. Pero ¿cuál es la situación de hambre en el mundo? ¿Qué papel juega la acuicultura a favor del ODS 2: Hambre cero? ¡Te lo contamos!

Infancia y acuicultura
Plato de comida vacío, símbolo de pobreza

ODS 2 y la importancia de poner fin al hambre

690 millones de personas en el mundo sufren los efectos del hambre. O lo que es lo mismo, casi el 9% de la población mundial no tiene acceso a un derecho básico como la alimentación. La ONU pone sobre la mesa estos críticos datos y alerta sobre la necesidad de revertir esta situación para lograr su ODS 2: Hambre cero. Sin embargo, la organización augura una derrota en el cumplimiento de este objetivo. Pues si ponemos el foco en la tendencia actual, el número de personas que padecen hambre superará los 840 millones en 2030, 150 millones más que hoy en día.

Una problemática que va mucho más allá de la falta de alimento. La malnutrición tiene efectos directos sobre la salud haciendo que las personas sean más vulnerables a las enfermedades. El hambre también va ligado a una menor productividad lo que se traduce en desigualdad de oportunidades tanto a nivel laboral como educativo.

Y, aunque se trata de un grave problema mundial, también podemos tomar pequeñas decisiones individuales que pueden favorecer el cumplimiento del ODS 2: Hambre cero. El apoyo a las actividades del sector primario como la agricultura o la acuicultura, así como evitar el desperdicio de alimentos, son pequeños gestos al alcance de nuestra mano. ¡Tú también puedes ayudar a transformar el mundo!

Niña saboreando un plato de pescado de acuicultura
Acuicultor con rodaballo sobre un tamiz

Acuicultura y aseguramiento alimentario

¿Conoces el significado de aseguramiento alimentarioEn noviembre de 1996, la sede de la FAO en Roma acogió la Cumbre Mundial de la Alimentación. Fue en esa cita donde la propia institución acuñó la idea de aseguramiento alimentario como el acceso físico, social y económico a alimentos suficientes, inocuos y nutritivos que satisfacen sus necesidades energéticas diarias y preferencias alimentarias para llevar una vida activa y sana”. 

Pero ¿qué relación aguarda la acuicultura con el aseguramiento alimentario y el hambreLa acuicultura es un sistema sostenible y controlado de producción de alimentos de precio asequible, ricos en proteínas y ácidos grasos Omega 3. Una opción complementaria a la pesca con la que abastecer de pescado y otros alimentos del medio acuático a la población.  

Los datos actuales y las previsiones de futuro no hacen más que confirmar que la acuicultura es una alternativa para el aseguramiento alimentario y el hambre cero. Hoy en día, el 52% del pescado que se consume en el mundo es de acuicultura, según el último informe que publica la FAO sobre el sector de la pesca y la acuicultura. En 2030, la organización cree que el consumo de pescado cultivado será del 62%.

Acuicultura, clave en los países en vías de desarrollo

La importancia de la acuicultura es todavía más notable si ponemos el foco en los países en vías de desarrollo. Pues, según el mismo informe de la FAO, en ellos se ha registrado un mayor incremento en el consumo de pescado durante los últimos años. En países como Bangladesh o Camboya, en los que el aseguramiento alimentario no está garantizado, el pescado representa un 50% de las proteínas animales consumidas por su población.

Algo similar les ocurre a Teslem, Déhba y Jadija, los tres protagonistas del cortometraje “Solo peces”, nominado a los Premios Goya. Este documental busca visibilizar el conflicto del Sahara Occidental a través del trabajo de sus tres protagonistas en una instalación de acuicultura en un campamento de refugiados. Su falta de acceso al mar y a los caladeros, convierten las tilapias de acuicultura en su principal fuente de proteína. ¡Pero esto es solo un ejemplo de cómo la acuicultura se convierte en sinónimo de seguridad alimentaria!

Profesional trabajando en instalación acuícola.
Mostrador de pescadería lleno de productos de acuicultura

La acuicultura y el reto de alimentar a la población en 2050

La propia ONU alerta de un empeoramiento de estas condiciones ante el incesante aumento de población que se espera registrar de aquí a 2050. En concreto, la organización calcula que, dentro de 30 años, el mundo estará poblado por 9.700 millones de personas, es decir, 2.000 millones de habitantes más que en la actualidad.

Ante esta situación, los cálculos no fallan: a mayor población, mayor demanda de alimento. Lo que nos lleva a plantearnos cuestiones fundamentales sobre cómo mejorar los índices de aseguramiento alimentario. En este sentido, la ONU advierte que se debe repensar la forma que tenemos de producir alimentos con métodos como la acuicultura. Una solución cuyos objetivos no son otros que mejorar los datos de aseguramiento alimentario y conseguir que el segundo Objetivo de Desarrollo Sostenible, el de hambre cero, sea una realidad.

Y aquí es donde la acuicultura adquiere un papel relevante en la lucha contra el hambre al tratarse de un sistema de producción de alimento sostenible. Como diría Jacques Cousteau, “dejar de ser cazadores en el mar para pasar a ser agricultores y granjeros”.