Hábitos saludables. Entrevista a Mari Carmen Vélez

Hábitos saludables. Entrevista a Mari Carmen Vélez

Hablamos con Mari Carmen Vélez, una de las muchas chefs que forman parte de la Asociación de Mujeres en Gastronomía. Su pasión por el mar y su compromiso por cuidar los recursos que tenemos hoy en día son dos de los elementos que se abrazan en su cocina.

Sigue leyendo y no te pierdas su entrevista, en la que nos cuenta en detalle cuál es su visión sobre la alimentación del futuro y su apuesta como chef para contribuir a unos hábitos saludables, a la vez que sostenibles.

La chef Mari Carmen Vélez

Tras tu larga experiencia con productos del mar, ¿qué aspectos son clave en tu cocina para elaborar platos saludables, de calidad y más sostenibles?

Lo principal es su frescura. Adquirirlos en temporada te permite disfrutarlos cuando están en su mejor momento. Por supuesto, respetar las tallas o tamaños en pro de una sostenibilidad prolongada y para intentar contribuir a su existencia y disponibilidad en un futuro.

Tiempos de cocción cortos y recetas que ensalcen sus cualidades de sabor y textura. Acompañamientos que complementen y no enmascaren. Trato delicado y consumo lo más inmediato posible tras su captura.

 

¿Cuáles son tus secretos a la hora de contribuir con una dieta mediterránea cada vez más comprometida con el planeta?

Compramos productos de cercanía y españoles principalmente. Nuestro restaurante La Sirena ofrece una carta basada principalmente en pescados y mariscos junto a verduras y hortalizas. Los arroces merecen un apartado especial (arroz a banda, arroz con verduras y atún…), así como algunas legumbres. En carnes utilizamos ternera, cabrito y poco más.

Utilizo grasas saludables, principalmente el aceite de oliva virgen y virgen extra.

 

Incluir hábitos saludables en nuestra rutina a veces no resulta fácil, ¿qué consejos y buenas prácticas les harías llegar al consumidor para elegir e incluir en su alimentación productos de cercanía, saludables y sostenibles?

Intentar conocer qué alimentos se producen en tu región, provincia o comunidad y comprar estos antes que otros. Así ayudamos a ser más sostenibles.

Hay que ser selectivos con los alimentos: comprobar su origen y/o procedencia, su composición, la calidad de sus nutrientes, etc. Una dieta variada y equilibrada hará que estemos más sanos.

Quizás lo más inmediato sería sustituir los alimentos muy procesados por alimentos frescos y en su mayoría frutas, verduras, pescados, huevos de buena calidad, lácteos y, de vez en cuando, carnes.

No olvidar las legumbres como garbanzos, lentejas, habichuelas o judías y, también el arroz, integral o no.

Existen recetas para todo tipo de platos e ingredientes, pero no es necesario complicarse en exceso para obtener resultados apetecibles y sanos. Si no tenemos demasiado tiempo para cocinar podemos cocinar al vapor, a la plancha, al horno, al grill, en papillote, cocer, etc. Y las legumbres cocidas darán un toque especial a nuestras ensaladas.

 

Si tuvieras que describir cómo será la alimentación del futuro, ¿cómo lo visualizarías en los próximos años?

Pues teniendo en cuenta el ritmo al que crece la población mundial, probablemente surgirán nuevas formas de producir alimentos y habrá innovaciones y cambios en las actuales.

De una parte, las tendencias en el consumo hacia lo ecológico, natural y protector de nuestros ecosistemas seguirán en aumento.

Por otro lado, la normativa europea e internacional en su mayor parte será más estricta en cuanto a métodos de producción o cultivo, trazabilidad, consumo de energía, etc. a fin de garantizar nuestra salud y reducir el impacto negativo en nuestro planeta.

Espero que en nuestra alimentación del futuro haya alimentos producidos con técnicas más saludables (probablemente enriquecidos con vitaminas, pro-bióticos, etc. muchos de ellos) y en suficiente cantidad y variedad para satisfacer todas nuestras necesidades.

 

Desde tu profesión como chef, ¿cuál es la mejor manera que consideras para contribuir y lograr esa alimentación del futuro?

Creo que deberíamos adoptar una cultura de alimentación responsable y sana. Reducir las mermas y el desperdicio. Intentar aprovechar los alimentos al máximo y hacer las compras con una planificación previa de lo que vamos a comer o consumir y acorde a nuestras previsiones cada vez mejor ajustadas.

Apoyar aquellas iniciativas que mejoren nuestro sistema productivo y sean respetuosas con el medio ambiente.

 

¿Qué razones son las que te motivan a la hora de cocinar con productos de Acuicultura?

Una de ellas es sin duda la posibilidad de disponer de una variedad de pescados frescos de calidad y continuidad en el tiempo.

Otra es su sabor y cualidades organolépticas.

La tercera sería la tranquilidad que te proporciona poder conocer su trazabilidad con transparencia y la rapidez en la distribución tras su captura puesto que la mayoría de empresas son de carácter local o de cercanía.