La acuicultura en España: estado, previsiones y retos

La acuicultura en España: estado, previsiones y retos

fotografía Sergio Guinaldo

Conoce la acuicultura en España de la mano de Sergio Guinaldo, periodista especializado en Ciencia, Tecnología, Medioambiente y Salud y redactor de la Agencia SINC (Servicio de Información y Noticias Científicas).

Además es un confeso interesado en temas relacionados con el medioambiente, los Derechos Humanos y los ODS.

La acuicultura en España: estado, previsiones y retos

Situémonos en las últimas sesiones del Comité de Pesca de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). Los estados miembros reconocieron que la acuicultura puede contribuir a que los países logren un desarrollo sostenible, combatiendo la pobreza, el hambre y la malnutrición. La acuicultura en España persigue esa importante contribución, y es que el potencial de este sector aún no es suficientemente reconocido en nuestro país.

Según los datos aportados por la organización a nivel mundial, en 2018 se cultivaron 82,1 millones de toneladas de pescados y mariscos, frente a los 96,4 millones de toneladas obtenidas a partir de la pesca. Mientras la captura se mantiene estancada desde los años 90, su cultivo experimentó un crecimiento medio anual del 5,3 % en el período 2001-2018.

FAO Gráfico producción mundial de la pesca de captura y la acuicultura

“A nivel mundial, desde 2016, la acuicultura ha sido la principal fuente de pescado disponible para el consumo humano. En 2018, esta proporción era del 52 %, una cifra que se puede esperar que siga aumentando a largo plazo”, señala la FAO en su informe.

Mientras en Europa únicamente se produce el 10 % de ese porcentaje, Asia aglutina el 69 % de la producción mundial. España ocupa el puesto número 20, con 347.825 toneladas en 2018 y un incremento del 11,8 % respecto al año anterior. Según datos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), en 2019 el sector generó empleo en el país para 15.134 personas. Una cifra que se eleva a 40.000 teniendo en cuenta empleos indirectos.

instalacion acuicola de españa

Prácticas de cultivo: Mejillones, truchas, lubinas y doradas

Según datos de la Asociación Empresarial para la Acuicultura de España (APROMAR), y publicados en su informe La Acuicultura en España 2020, de las 342.867  toneladas cosechadas en 2019, la mayor parte provino del cultivo de mejillones (273.600 t), seguido de lubina (22.460 t), trucha arco iris (18.955 t) y dorada (14.930 t).

El mejillón, vinculado principalmente a las rías de Galicia, es el producto más importante para el sector. Se cultiva en el mar, en plataformas flotantes. En función de si las aguas están (o no) resguardadas, se emplean bateas. Las bateas son estructuras fijas de las que cuelgan las cuerdas de cultivo, o long-lines, en las que las cuerdas penden de boyas flotantes, unidas por una ‘cuerda madre’.

También en el mar se cultivan doradas y lubinas, así como corvinas, rodaballos o lenguados. La forma más frecuente es hacerlo en granjas marinas: grandes jaulas donde los alevines crecen tras haberse criado en centros de reproducción terrestres. Estas especies se cultivan principalmente en zonas de aguas templadas en el Mediterráneo, la zona suratlántica y Canarias.

Ya en tierra firme, destaca la trucha como principal representante del cultivo continental, aunque también destacan otras, como esturiones y tencas. Construidas en el margen de los ríos para aprovechar la renovación constante del agua por su corriente, estas instalaciones, con forma de pequeños estanques, se dan principalmente en la mitad norte de la meseta central y en la franja norte de la península.

Aunque no tan extendidos, existen otros métodos de producción en costa, como la de almejas y ostras en zonas de playa o intermareales, o la de rodaballos y lenguados, en tanques de obra nutridos por agua procedente del mar.

acuicultura de españa comida real carlos ríos

Más investigación, más bienestar

De acuerdo con el Plan Estratégico de la Acuicultura Española, el objetivo del sector es llegar a producir 527.766 toneladas para el año 2030. Sin embargo, desde APROMAR consideran este objetivo inalcanzable. Como principal obstáculo, señalan las trabas en el marco político-administrativo, que desincentivan la iniciativa empresarial.

También, creen que el consumidor aún no cuenta con suficiente información sobre la trazabilidad ni las bondades del producto procedente de la acuicultura: “un aliado para alcanzar las metas estratégicas de la UE en el ámbito alimentario y del Pacto Verde por un sistema alimentario justo, saludable y ecológico”, recalcan.

Además, inciden en la necesidad de invertir en investigación e innovación. Solo mediante el I+D+i se podrán garantizar mayores cuotas de bienestar a partir de dietas más saludables para los animales o mejoras de los métodos de cultivo. También, permitirá a la acuicultura explorar la viabilidad de nuevas especies con alta demanda. Todo ello mediante una evolución del sector sostenible y respetuosa con el medio ambiente.

acuicultura de españa
x