La acuicultura es seguridad alimentaria: descubre por qué

La acuicultura es seguridad alimentaria: descubre por qué

Si te hablamos de Codex Alimentarius, ¿sabrías decirnos a qué se refiere? El latín fue la lengua elegida para designar la comisión de gestión de las más de 200 normas generales sobre calidad y seguridad alimentaria establecidas por la ONU y la FAO. Lo que hoy conocemos por seguridad alimentaria tiene su origen en este “Código Alimentario” que se estableció en los años 60 del siglo pasado. Hoy, más de 80 años después, el APPCC (Análisis de Peligros y Puntos de Control Crítico) es el sistema de referencia mundial en seguridad alimentaria. Y que, por tanto, se aplica también a la acuicultura.

Cada vez más, los consumidores se preocupan por conocer los detalles de los alimentos que compran. Origen, trazabilidad o método de producción son aspectos que despiertan interés entre los consumidores en materia de seguridad alimentaria. Y por supuesto, como hemos te hemos comentado antes, la acuicultura es seguridad alimentaria. A continuación, te damos todos los detalles.

Acuicultor sujetando una muestra
Acuicultora trabajando entre algas

Razones por las que acuicultura es seguridad alimentaria

La acuicultura está sometida a una exigente legislación en materia de seguridad alimentaria. Una normativa que se aplica desde la primera fase de cultivo hasta que el pescado llega a tu mesa.

Sabemos que, a la hora de comprar pescado, te inquietan aspectos clave de seguridad alimentaria como los microplásticos, los anisakis o el nivel de mercurio. Pero ¿debemos preocuparnos por ellos cuando adquirimos pescado de acuicultura?

Microplásticos

La población cada vez está más concienciada con la sostenibilidad medioambiental. Tanto es así que la palabra microplásticos ya forma parte de nuestro vocabulario habitual. Incluso Fundéu la reconoció como palabra del año en 2018. Sin duda, los microplásticos son una realidad que preocupa a los consumidores: tanto por su impacto medioambiental como sobre la seguridad de los alimentos.

La buena noticia es que, su presencia en el pescado de acuicultura es prácticamente nula, tal y como se desprende del estudio ACUIPLAS sobre “Acuicultura responsable: microplásticos”.

Pescado con verduras antes de ser cocinado
Sushi y seguridad alimentaria

Anisakis

Los famosos anisakis también preocupan en gran medida al consumidor de pescado. Si este parásito llega a tu estómago puede afectar a tu salud digestiva o generarte una reacción alérgica. La mejor forma de evitarlo es cocinando o congelando el pescado.

Otra ventaja de elegir pescado de acuicultura es que, al tener una alimentación 100% controlada, su carne está libre de anisakis. ¡Una garantía más de seguridad alimentaria!

Mercurios

Mucho se habla de la presencia de mercurio en el pescado y de sus efectos negativos sobre la salud. Este contaminante afecta, sobre todo, a embarazadas y menores de edad dada su relación con el desarrollo del sistema nervioso.

En el caso de las especies de Acuicultura de España, la media de mercurio está por debajo de 0,3mg/kg. Lo que lo convierte en un pescado con bajo contenido en mercurio y sinónimo de seguridad alimentaria.

Hormonas

Existe la falsa creencia de que la acuicultura utiliza hormonas para el crecimiento rápido del pescado. ¡Nada más lejos de la realidad! El uso de hormonas de crecimiento está prohibido en cualquier tipo de ganadería. Por supuesto, también en el cultivo de pescado. Por tanto, no tienes que preocuparte por la presencia de estas hormonas en el pescado de acuicultura.

Familia seguridad alimentaria
Cientifico mirando por microscopio

Antibióticos

¿Cuántas veces has escuchado que el pescado de cultivo contiene restos de antibióticos? Esta afirmación es otro de los grandes mitos de la acuicultura en temas de seguridad alimentaria. De hecho, solo son utilizados en escasas ocasiones para ciertas enfermedades que los peces pueden llegar a tener a lo largo de su ciclo productivo. De hecho, siempre se suministran bajo supervisión veterinaria. Además, este control veterinario garantiza que este pescado no se saca al mercado hasta pasado un periodo de tiempo conocido como tiempo de supresión. Durante esta etapa los peces tratados eliminan de su cuerpo esa substancia antimicriobiana. De manera que, el pescado que se pone a la venta y que llega a tu mesa nunca presenta restos de antibióticos.

Pienso

El pienso con el que se alimenta el pescado de cultivo es otra de las grandes controversias en seguridad alimentaria del sector. Gracias a los esfuerzos en I+D+I, los piensos actuales de acuicultura están sustituyendo cada vez más las tradicionales harinas y aceites de pescado procedentes directamente de la pesca extractiva por otros ingredientes más sostenibles como las algas, microalgas o los aceites y harinas de origen vegetal. Así como también de harinas y aceites de pescado provenientes  de otros procesos de elaboración de productos pesqueros como las conservas. Así como también se están incorporando aditivos vitamínicos para mejorar la salud de los peces.

Frescura

A la hora de comprar pescado ¡la frescura es clave! En el caso del pescado cultivado en España, la frescura está asegurada. Pues en 24 horas llega hasta tu mesa dada su proximidad hasta el punto de venta. ¡Compruébalo en la etiqueta que acompaña a cada ejemplar!

Trazabilidad

Esa misma etiqueta es la principal garantía de la trazabilidad y seguridad alimentaria del pescado de cultivo. Pues recoge toda la información relativa al cultivo de dicha especie: su nombre científico, su zona de cultivo o la información sobre alérgenos, entre otros.

Todos estos aspectos se presentan claves como garantía de seguridad alimentaria y de calidad del pescado en acuicultura. Y es que, al igual que el conjunto de la industria de la alimentación, la acuicultura está sometida a los más estrictos controles de calidad y seguridad. ¡Para que tú como consumidor solo tengas que preocuparte de disfrutar de nuestro pescado! Después de leer este artículo esperamos que apuestes por la acuicultura cada vez que vayas a comprar productos de acuicultura.

Pescado en una pescaderia