Acuicultura y Objetivos de Desarrollo Sostenible

Acuicultura y Objetivos de Desarrollo Sostenible

Para construir el futuro de nuestro planeta debemos empezar por trabajar en el presente. En septiembre de 2015 la ONU puso en marcha los Objetivos de Desarrollo Sostenible como parte de su agenda 2030. En aquel momento se pensó que 15 años eran suficientes para conseguir un futuro sostenible en el que todo el mundo tuviera cabida. Pero el tiempo no concede treguas. Los años pasan y todavía queda mucho trabajo por hacer y muchos logros por conseguir.

Toda la sociedad juega un papel fundamental en la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Sin duda, los ODS son un desafío en el que debemos trabajar en equipo y en los que el sector de la acuicultura constituye una pieza clave en el tablero de juego.

Paisaje de río
Acuicultura en Altea

Cómo la acuicultura ayuda a impulsar los Objetivos de Desarrollo Sostenible

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible trabajan la sostenibilidad desde 3 vertientes: la medioambiental, la social y la económica. Justo las 3 dimensiones de sostenibilidad en las que la acuicultura también ha adquirido un férreo compromiso.

A nivel de sostenibilidad medioambiental la acuicultura se presenta como una de las formas más eficientes de proveer de proteína al ser humano. Si nos fijamos en la cantidad de kg necesarios para producir 1kg de proteína, vemos que el pescado de acuicultura requiere de menos recursos naturales que otras proteínas. Por ejemplo, según los últimos datos de la IFFO, la Organización de Ingredientes Marinos, para cultivar 1 kg de pescado de acuicultura, se necesitan 220 gramos de pescado salvaje. Mientras que, para la producción de 1 kg de ternera se requiere de 9 kg de pienso.

Desde el punto de vista de la responsabilidad social la acuicultura tiene un importante papel en el desarrollo de la comunidad rural. El amor al mar es un estilo de vida en el que la acuicultura y la pesca se dan la mano. Por supuesto, también tiene una gran labor en el desarrollo económico y laboral de las comunidades ligadas a la cría de pescado.

Principales Objetivos de Desarrollo Sostenible relacionados con acuicultura

La acuicultura y los Objetivos de Desarrollo Sostenible guardan una estrecha relación. De eso no cabe duda. De los 17 objetivos marcados por la ONU, la acuicultura tiene un efecto directo sobre 5 de ellos.

Objetivos de Desarrollo Sostenible 1: Fin de la pobreza

La acuicultura focaliza sus esfuerzos en la erradicación de la pobreza. El sector trabaja cada día por conseguir el acceso universal a los alimentos obtenidos del medio acuático tales como el pescado o los moluscos. Así como también favorecer el crecimiento de las comunidades ligadas a este sector, su empleo y su nivel de ingresos.  No hay duda de la importancia de esta actividad para la creación de empleo. Pues, según datos de la FAO, 26 millones de personas trabajan en la crianza de pescado en todo el mundo.

Pescado crudo
Trucha arco iris

Objetivos de Desarrollo Sostenible 2: Hambre cero

El crecimiento de población previsto para 2050 supondrá un aumento considerable en la demanda de alimentos. El agotamiento de los recursos naturales nos obliga a adaptar nuestros sistemas de producción de alimentos. La acuicultura es la única forma que tenemos de asegurar que el pescado llene nuestros platos y los de las generaciones futuras. Sin duda, la alternativa de la alimentación del futuro.

Objetivos de Desarrollo Sostenible 8: Trabajo decente y crecimiento económico

El sector primario emplea a un tercio de la población mundial. En manos del sector acuícola está promover que dicho empleo sea decente y de calidad. Otro de los retos en los que se está trabajando es en el crecimiento económico de las comunidades ligadas a la cría de pescado, sobre todo, en el ámbito rural.

Esturión de Pirinea
Plato de pescado

Objetivos de Desarrollo Sostenible 12: Producción y consumo responsable

La sobrepesca en algunas regiones del mundo es uno de los principales problemas de los océanos. La acuicultura se presenta, por lo tanto, como una de las opciones de producción de pescado más responsable y sostenible. Una apuesta de futuro.

Objetivos de Desarrollo Sostenible 14: Vida bajo el agua

El cuidado de los océanos y de la vida marina es clave para un futuro sostenible. La acuicultura es un pilar más de preservación del medio acuático. Una garantía para que nuestros océanos no queden despoblados de peces.

Alevines de dorada

Acuicultura también significa amor por el mar y pasión por el planeta. En nuestras manos está también cumplir los 17 desafíos en forma de Objetivos de Desarrollo Sostenible marcados por la ONU. En esta partida de nada sirve quedarse en las gradas. Debemos jugar si queremos ganar. Impulsar esta actividad significa apoyar un crecimiento sostenible y respetuoso con el medioambiente a largo plazo. En resumen, apoyar la acuicultura es apostar por el futuro del planeta.