Acuicultura continental: el cultivo de especies de río

Acuicultura continental: el cultivo de especies de río

Una de las características más llamativas de España son sus kilómetros de costa ¡roza los 8.000! Un área extensa que da para mucho si se trata de acuicultura: es por eso que en nuestro país la amplia mayoría de la cosecha de acuicultura se obtiene del mar. ¿Pero qué hay de la parte restante? Pertenece a la acuicultura continental, o lo que es lo mismo, aquella que se dedica al cultivo de especies de agua dulce haciendo un uso eficiente de los recursos acuáticos naturales.

¡Tenemos mucho que agradecer a la acuicultura continental! Gracias a ella podemos saborear una rica trucha arco iris de cultivo o darnos un capricho degustando caviar.

Zona de acuicultura continental
Zona de acuicultura continental

La acuicultura continental en datos: qué es y cómo se desarrolla

A la hora de hablar sobre la acuicultura continental, no podemos obviar su relevancia a nivel mundial. Quizá te sorprenda saber que el 62,5% del pescado de la acuicultura mundial se cultiva en agua dulce. La FAO sitúa la producción anual de las especies de acuicultura continental por encima de los 50 millones de toneladas. ¿Te lo imaginabas?

Pongamos el foco ahora en la Acuicultura de España. El clima y la orografía hacen de España un lugar idóneo para la acuicultura continental. Nueve grandes ríos, afluentes y lagos conforman el agua de cultivo de las deliciosas especies de agua dulce. A lo largo de toda la geografía española, son 166 los establecimientos dedicados a la acuicultura continental con especial presencia en Castilla y León y Galicia. Con dos principales protagonistas entre nuestros tesoros de agua dulce: la trucha arco iris y el esturión.

Ahora que ya hemos despertado tu curiosidad sobre la acuicultura continental, permite que te expliquemos las claves de su desarrollo. Acuicultura de España ha adquirido un firme compromiso por minimizar el impacto medioambiental de su actividad y velar por el bienestar de las especies.

Esto explica que, las instalaciones de cultivo hayan sido diseñadas para cubrir las necesidades de cada especie y adaptarse al medio en el que se desarrollan. La acuicultura continental es un claro ejemplo de esta disposición.

Aunque pueda sorprenderte, los establecimientos de acuicultura continental se sitúan en tierra firme, en los márgenes de los ríos, aprovechando su trayectoria, desnivel y corriente de las aguas. De hecho, toda el agua utilizada para el cultivo de especies es devuelta al río. La acuicultura continental no consume agua, sino que esta le sirve de medio natural a los peces de cultivo. ¡Una razón más para confiar en la acuicultura como una actividad sostenible!

Ahora que ya tienes nociones sobre acuicultura continental, acompáñanos en el descubrimiento de sus principales especies.

Esturión riofrío
Trucha arco iris

El cultivo de trucha arco iris: el camaleón de los peces

Aunque es nativa de América del Norte, la trucha arco iris fue introducida en Europa hace más de un siglo para, precisamente, poder llevar a cabo actividades como la acuicultura. Esta especie, cultivada en la parte superior de los ríos, es una de las grandes protagonistas del sector acuícola español. De hecho, es la tercera especie más cultivada en nuestro país y la primera de tipo continental con una producción de 18.955 toneladas en 2019.

¿Has comido trucha en el último mes? Es uno de los pescados favoritos de los españoles: de media, en 2019 el conjunto de los hogares españoles consumieron 1,1 toneladas de trucha al mes. Es bien probable que nuestra predilección por el consumo de trucha venga dada por sus enormes valores nutricionales.

De la misma familia que el salmón, la trucha es un pescado semigraso que bien puede convertirse en una importante fuente de Omega 3 para tu organismo. ¡Una aliada frente a problemas cardiovasculares y de presión arterial! Es más, su alto contenido en Omega 3 y su delicioso sabor lo convierten en una opción óptima para los más pequeños pues les ayudará a mejorar su aprendizaje y concentración. Y es que, la trucha es siempre una opción ganadora en tu menú semanal.

Truchas para cocinar
Esturiones de Riofrío

Caviar: el oro negro de la acuicultura continental

Pero no toda la acuicultura continental queda en la trucha arco iris. ¿Alguna vez has probado el caviar? Si lo has consumido en la última década, debes saber que procedía de esturiones de acuicultura. Ante el agotamiento de los ecosistemas fluviales y la disminución de esturiones silvestres, está prohibida la exportación de caviar de pesca extractiva en todo el mundo.

Solo en España, en 2019 se produjeron 2,8 toneladas de caviar. Pero ¿sabes cómo empezó a cultivarse el caviar de esturión en nuestro país? Una empresa granadina fue la primera en dedicarse a la cría de esturiones para el cultivo de caviar en España en 1963. Vaya visión ¿verdad?

No obstante, la acuicultura no solo nos permite degustar hoy en día un rico caviar; también garantiza la conservación de los esturiones en su hábitat natural, ya que muchas de sus especies están en peligro de extinción a raíz de la construcción de presas, la contaminación o la pesca extractiva.

Por lo tanto, ahora en agua dulce, la acuicultura es de nuevo un garante de la sostenibilidad de los alimentos. Pero esta acuicultura continental también demuestra que tiene un papel clave en la preservación de los ecosistemas y sus recursos naturales.

Cuchara de caviar de acuicultura continental
x
 
Apromar

LA REVOLUCIÓN AZUL HA LLEGADO

¿QUIERES DESCUBRIRLA?

Conoce los compromisos y retos que tiene la acuicultura española y forma parte de esta revolución 

Regístrate aquí